sábado, 13 de agosto de 2011

Ruyan - Nasledie (2011)


01. Наследие (Intro) (03:04)
02. Полынь-Трава (07:39)
03. Деда-Всеведа! (07:04)
04. Песнь Про Ярило-Батюшку (07:00)
05. Ой, Ты, Лютая Зима... (06:56)
06. Зори Ясные, Ночи Хладные (07:04)
07. Ой, Да, Лелюшка-Весна (02:58)
08. Руян (08:10)

Наследие es el primer lanzamiento discográfico de Руян (pronunciado Ruyan) tras su formación en el 2009 y sin pasar por maquetas ni nada. En una época en la que los grupos eslavos de metal pagano proliferan como setas, o al menos esa es la impresión que me da desde que Arkona empezó a romper con ese "telón de acero" que parecía existir entre esa escena y la general europea, estos tales Ruyan, oriundos de Naberezhnye Chelny y por tanto vecinos de los veteranos y más famosos Alkonost, presentan un rasgo que no había oído nunca en otro grupo de este estilo: una predominante influencia doom en la parte metálica, mientras que la parte folk sigue sonando a Rusia por todos lados. El resultado puede gustar o no gustar, pero sin duda esa originalidad le da un punto a favor.

A lo largo del disco unas partes doom son más afortunadas que otras. A veces quedan un poco raras, quizá porque las melodías no siempre son tan melancólicas como cabría esperar. Hay momentos bastante buenos, como "Ой, ты, лютая зима" (la quinta) a partir del minuto 2:50, que durante dos minutos es una de las mejores muestras de lo que se puede hacer mezclando el doom más pesado con melodías autóctonas, además de que la voz gutural de Daria es muy buena, me rcuerda a Masha Scream (llegué a pensar que era ella). Otros momentos son más feos, como el principio de "Полынь-Трава", la segunda, o un rato de aparente desorientación en la mitad de "Песнь про Ярило-Батюшку", la cuarta. Sinceramente creo que cuando la cagan es cuando meten mucho metal. Todas las partes acústicas son chulísimas, las partes que son metaleras pero con un sonido más folki tampoco están nada mal, pero cuando se centran en la distorsión, sobre todo con ese bajo tan potente que tienen, pues qué queréis que os diga, estoy deseando que comience el siguiente pasaje. Por suerte, estos momentos no son demasiados y, curiosamente, se concentran sobre todo en la primera mitad del álbum, lo que hace que vaya mejorando según pasan los minutos.

En conjunto me parece un disco muy digno, sin ser maravilloso y quizá algo difícil de digerir al principio por lo chocante de la mezcla de estilos, pero trabajado y merecedor de una oportunidad. También digo otra cosa: me gustaría oír un disco acústico hecho por ellos, creo que lo harían bastante bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, ponte algún nombre o nick, pero no dejes comentarios anónimos... gracias :)