jueves, 25 de agosto de 2011

Arkona - Slovo (2011)



01. Азъ / Az'
02. Аркаим / Arkaim
03. Больно мне / Bol'no mne
04. Леший / Leshiy
05. Заклятье / Zakliatie
06. Предок / Predok
07. Никогда / Nikogda
08. Там, за туманами / Tam, za tymanami
09. Потомок / Potomok
10. Слово / Slovo
11. Одна / Odna
12. Во моем садочке… / Vo moiom sadochke
13. Стенка на Стенку / Stenka na stenku
14. Зимушка / Zimushka


A pesar de que Arkona es uno de mis cuatro o cinco grupos favoritos desde hace otros tantos años, mis esperanzas para este disco no eran muchas, especialmente después de oír ese horror de canciones nuevas que presentaron en el EP de esta primavera. Sin embargo, el popurrí de adelanto que publicó Napalm me dio cierto optimismo, y el disco completo superó todas mis expectativas. Si bien no hay ningún intento de retorno a los tres primeros discos (ey, sólo hace seis años del tercero) ni creo que lo vaya a haber próximamente, esta nueva hora larga de material es digna de llevar el logo de Arkona orgullosamente en la portada.

El sexto disco de estos rusos, o mejor dicho, de esta rusa, porque Masha Scream es la jefa, ya pueden quejarse los otros cuanto quieran que al final se hará lo que se le meta a ella en los cuernos, y esto no me lo invento yo, lo dijeron ellos mismos varias veces; el sexto disco, decía, cuenta con más instrumentos folkis si cabe que antes, un coro profesional mixto (el del anterior era sólo femenino) y una orquesta de cámara (todo cuerda, creo). Musicalmente sigue la estela de los dos anteriores: experimentación con distintos estilos y bastante variación sin salirse de una base reconocible y característica. De hecho creo que incluso crea una atmósfera más sólida que los otros dos. El problema es que se rompe dos veces. Una es en la pista 4, "Леший", que empieza con una absurda musiquilla de tiovivo que se va en un fade out para dar paso a una guitarra en fade in. Por lo demás la canción no está tan mal, no es ni de lejos la mejor pero tiene una flauta grave (o lo que sea) que le da un interesante toque misterioso. No es éste el caso de "Стенка на Стенку", un horrible desatino de canción, que supongo que sólo está ahí para que el resto parezcan aún mejores a su lado, no le veo otra explicación.

Todo lo demás está entre bastante bien y excelente, aunque hay que decir que hay menos temas de lo que parece: hay una intro, tirando a larga y buenísima, pocas intros me gustan tanto; un interludio susurrado de dos minutos, y otro de un minuto recitado por el hijo de Masha y Lazar, que debe de tener unos seis o siete años, acompañado por cuatro voces de su madre. Cuenta que vio muchos siglos y que llega al mundo para traer la Palabra (sí, a mí también me recuerda a cierto judío vecino de Brian), y "Palabra" es precisamente el título de la canción a la que precede y del disco entero. Encontramos asimismo dos temas acústicos: el triste "Во моем садочке", que consiste en variaciones sobre un mismo tema, y "Там, за туманами", compuesta por una parte lírica y otra épica que por separado están bien pero juntas no pegan mucho. Podríamos añadir al paquete la última, que no es acústica pero diferiría poco si lo fuera: se trata de "Зимушка", versión de una antigua canción siberiana, en la que las guitarras están de mero acompañamiento; se parece en ese sentido a la "Стрела" de hace dos discos, pero con carácter melancólico.

La primera canción que publicaron en internet fue "Никогда", que quitando el inicio bruto grindcoriano presenta una alta influencia melodeath en plan Eluveitie que me asustó un poco, pero por suerte sólo aparece en este tema y realmente está muy bien (no me contradigo, la canción está muy bien pero no me gustaría nada que todas siguieran este estilo, quiero decir), como el resto de canciones por así decir más metaleras, quitando las dos ya mencionadas. Quizá "Одна" mola un poco menos. Mencionaba antes una orquesta y un coro. Estas agrupaciones no aparecen en todas las canciones, pero donde están creo que están colocadas con bastante tino. En la intro, "Азъ", en castellano el principio de todos los principios (¿Big Bang? juasjuas) ya encontramos todo eso, así como en las dos canciones siguientes, "Аркаим" y "Больно мне". La primera es buenísima, muy cañera y con todos los elementos característicos de Arkona; pero la segunda es aún mejor, con unos increíbles aullidos de Masha en el estribillo que hielan la sangre y que contrastan con los susurros de otras partes. En realidad, si algo abunda en el disco son los susurros. Esta canción recuerda un poco a "Лики бессмертных Богов", del anterior, aunque tiene un elemento un poco desconcertante, un blast beat arropado por violines suaves en lugar de por un riff con trémolo a toda leche, que es lo habitual. Le quedó curioso. "Me duele", sería el título en castellano. Como anécdota, el principio acústico me recuerda ligeramente a la parte central del tema "Seventh son of a seventh son" de Iron Maiden. Perfecto entonces, tenemos una cojonuda atmósfera creada, hace algo de fresco, estamos rodeados de arbolitos, los dioses barbudos de los tótems nos dicen hola con la mano y de pronto... Anda. Un tiovivo de caballitos con una señora gorda en la taquilla. ¿Quién rayos metió "Леший" aquí? Os juro que cuando compre el disco lo voy a regrabar sustituyendo esas canciones por las versiones del EP. Pasado el bache llega "Заклятье", el conjuro, mouchos, curuxas, sapos e bruxas, pero en ruso y dedicado al dios Rod. Un tema de intensidad creciente con un estribillo que, aunque sólo diga heya heya, melódicamente es el más pegadizo de todos. ¡Gooooi veliki! ¡Mnooogaliki! ¡Priiiiimi spravu! ¡Triiiixdi slava, slava, slava! Grandísima canción. Y "Слово" anda por ahí también.

Resumiendo: el EP fue para despistar y Masha y sus comparsas volvieron a marcarse un discazo como es debido. No de color naranja, como sugieren las magníficas y numerosas ilustraciones de Kris Verwimp para el libreto, sino verde clarito, verde Vitrasa, verde campo de fútbol, verde manzana verde. Alguna anecdótica gotita pequeña de thrash, grindcore y melodeath; algo más de black, un carro de folk y el inigualable talento de una lúcida Masha Scream. Incluso me gusta más éste que el anterior, Гой, Роде, Гой! (2009), que no está envejeciendo tan bien como esperaba. Sin embargo, el От сердца к небу (2007) me gusta mucho más ahora que hace un par de años. Слово sería buen sucesor suyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, ponte algún nombre o nick, pero no dejes comentarios anónimos... gracias :)