domingo, 6 de julio de 2008

Xerión - Nocturnal misantropía (2007)


1. Akelarre
2. Nocturnal Misantropia
3. Na traza esotérica do ar invisible
4. Aqueles que nos deixan atrás
5. No pazo derruido da existencia
6. No val do silencio

Total playing time 32:31

O trono de Xerión


¿Cuántos grupos gallegos de black metal conocéis? No sé si habrá muchos o pocos, pero yo sólo conozco a Xerión. Y que además escriban letras en gallego... de esos sí que debe de haber muy poquitos.
El grupo, o como ellos dicen: "la horda", fue fundada en el año 2001 por el guitarrista y vocalista Nocturno. Según él mismo dice, quiso pasar por todos los pasos por los que se supone que pasa un grupo subterráneo: grabar muchas maquetas y splits, en muchas ocasiones con pocos medios. En el año 2007 debió de pensar que tres maquetas y seis discos compartidos con grupos catalanes, madrileños, portugueses y vascos son suficientes para sacar un disco completo, que no sea maqueta ni EP y sólo de Xerión (aunque sólo dure media hora); así lo hicieron y lo llamaron Nocturnal misantropía. La primera edición fue en cinta, limitada a 666 copias, pero en marzo de este año lo editó el sello alemán Schwarzdorn en CD.

La música de este grupo orensano es un black metal oscuro y místico, con fuertes influencias célticas y letras que tratan sobre mitología, leyendas y naturaleza gallegas. En algunas canciones usan instrumentos como flautas o gaitas; sin ir más lejos, este Nocturnal misantropía empieza con una melancólica melodía entonada por una flauta, que luego continúan el resto de instrumentos, conformando así la corta "Akelarre". La tenéis al final de esta entrada. "Nocturnal misantropía", la composición más larga del disco que nos ocupa, tiene un riff que me gusta bastante. "Na traza..." tiene cierto parecido con la anterior; no así "Aqueles que nos deixan detrás", mucho más lenta y desgarrada, aunque hacia el final va acelerando. "No pazo..." también tiene un parecido a la segunda y la tercera. Finalmente, "No val do silencio" es quizá la que más me gusta, con una introducción de aires medievales y espíritu épico en general, cargada de esa lúgubre pero intensa emotividad que sólo el black metal puede ofrecer.


No verde val descansa a sombra que me aflixe, entre ríos de fría iauga que esmorecen na distancia, na procura do silencio da dor dos esquecidos, guiados pola Lúa, que me acolle entre os seus brazos...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, ponte algún nombre o nick, pero no dejes comentarios anónimos... gracias :)