jueves, 26 de julio de 2012

Moonsorrow - Suden uni (2001)




1. Ukkosenjumalan Poika – 6:09
2. Köyliönjärven Jäällä (Pakanavedet II) – 6:30
3. Kuin Ikuinen – 7:20
4. Tuulen Koti, Aaltojen Koti – 4:02
5. Pakanajuhla – 6:45
6. 1065: Aika – 11:02
7. Suden Uni – 1:05

Bonus track 2003: Tulkaapa äijät! - 3:14

Lo creáis o no, con todo lo que doy la vara con Moonsorrow, nunca había publicado una crítica de un disco suyo hasta hoy. Hice un amago con Tulimyrsky y escribí una del Varjoina en una libreta que nunca llegué a pasar a máquina. La que traigo hoy está sacada de un artículo bastante más largo que hice para la biografía sobre todos los aspectos de Suden Uni, o todos los que se me ocurrieron. Así que, hala, ustedes la disfruten.

Suden uni es uno de los discos más influyentes del folk metal como lo conocemos hoy en día, y también uno de los más imitados. Aquí se halla el mayor éxito del grupo: "Pakanajuhla", un tema que no les representa en absoluto –y menos ahora–, pero aun así dio pie a la aparición de montones de "grupos Pakanajuhla" que, junto a los "grupos Lai Lai Hei", "grupos Trollhammaren" y "grupos Happy Little Boozer", siguen saliendo de debajo de las piedras aún hoy y conforman un alto porcentaje de los grupos de folk metal actuales. El haber sido editado cerca del cambio de milenio, época en que el estilo empezó a coger fuerza para llegar a las cotas de popularidad de las que gozaría pocos años más tarde, contribuye a convertirlo en un clásico casi indiscutible, junto con su sucesor, del que hablaremos otro día.

No obstante el éxito o la fama que pueda tener, este es, sin lugar a dudas, el álbum que menos me gusta del grupo. Como suelo decir, en relación con la música en general es un buen disco, pero en relación con los estándares de Moonsorrow es regulero, incluso mediocre. Las seis canciones de que consta pueden dividirse fácilmente en dos grupos, el de las alegres y el de las serias, estando el primero formado por "Kuin ikuinen", "Köyliönjärven jäällä" y la omnipresente "Pakanajuhla", y constituyendo la oscura "Ukkosenjumalan poika", el precioso instrumental "Tuulen koti, aaltojen koti" y la épica y progresiva "1065: Aika" el segundo grupo. Creo que por la manera de decirlo queda claro que prefiero las menos fiesteras. Vale, "Kuin ikuinen" tiene su encanto y, quitando la melodía de acordeón, no es tan

Reedición del 2003
fiestera; pero las otras dos parece que se quedan a medias, con melodías que claramente pretenden darle un toque desenfadado, pero a la vez demasiado grises para ser verdaderamente alegres y danzarinas. Como ejemplo afortunado de canción fiestera podemos citar "Tulkaapa äijät!", añadida en la reedición y la única que realmente evoca ese ambiente tabernario. Pese a todo, "Pakanajuhla" sigue siendo la canción favorita del folkmetalero medio, aunque por mi parte suscribo lo que hace tiempo dijo alguien en el foro y observé en más personas: es la canción de Moonsorrow para la gente sin demasiado interés en Moonsorrow. No se aplica en todos los casos, obviamente (y aunque así fuera, ser más fan o menos fan no significa absolutamente nada), pero creo que tampoco anda desencaminado. Parece que los miembros del grupo tampoco están muy contentos con ella, al menos varios de ellos la mencionaron como una de sus canciones que menos les gustan en alguna que otra entrevista, y aunque durante una década estuvo omnipresente en sus conciertos, la retiraron del set por primera vez en la gira norteamericana de la primavera del 2010, en cierto modo sustituyéndola por "Köyliönjärven jäällä", y de momento (julio del 2012) no volvió a aparecer, que yo sepa. Además no la tocaban entera: faltaban los últimos minutos, cuya melodía enlaza luego con el epílogo, que son la parte más interesante de la canción. ¿Veis? ¡Todo mal!

Las otras tres canciones, por su parte, están muy bien. "Ukkosenjumalan poika", al margen de tener un parecido más que obvio con el "Alma mater" de Moonspell, es quizá la más oscura del disco, a lo que contribuye en gran medida el blast beat del final, y la única que posee ciertos detalles, como las campanitas del medio, o lo que sea eso, que recuerdan a su maqueta anterior, Tämä ikuinen talvi, aunque sólo sea a las partes más lentas.

Ey, espera... ¡¡¡Es su batería chino!!! - Marko dixit
"Tuulen koti, aaltojen koti" es una corta pieza instrumental, muy evocadora y de gran belleza, aunque sin grandes pretensiones más allá de eso. Y finalmente, "1065: Aika" es el tema más injustamente olvidado en la discografía de Moonsorrow, quizá porque nunca la tocaron en directo, quizá por no tener el gancho algo más rápido que tienen las otras, quizá por presentar tan tempranamente una densidad que no se convertiría en sello característico de la banda hasta algo más tarde o quizá por una mezcla entre todos estos factores. Bastante reminiscente de Bathory, hay que añadir. En cualquier caso, una joya para recuperar.

En definitiva, Suden uni muestra en Moonsorrow una clara ruptura con su acelerado sonido anterior y marca el camino que seguiría desde entonces. El detallismo que caracteriza todo lo que tocan los dedos de Henri Sorvali, cuyos ejemplos más notables en este caso son el aullido del principio, el inteligente uso de los efectos de truenos y olas y un epílogo que cierra un ciclo melódico abierto anteriormente, suponen el adorno justo y necesario para finiquitar un disco de una variedad no demasiado convincente pero que contiene algunas grandes canciones y que, a pesar de sus defectos, definiría la trayectoria futura del grupo y comenzaría el subsiguiente y por ahora imparable ascenso en calidad y complejidad de la música de Moonsorrow.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, ponte algún nombre o nick, pero no dejes comentarios anónimos... gracias :)